Clash, re-conociendo al enemigo ★★★1/2

el

Indudablemente, la denominada Primavera Árabe es uno de los acontecimientos más decisivos para describir nuestro presente y, aunque la información que tengamos sea bastante viciada por los medios de comunicación occidentales, de vez en cuando se cuelan en la insípida cartelera comercial documentos cinematográficos que nos ayudan a entender mejor estos conflictos tan lejanos, pero que a su vez cuestionan la condición humana.

Uno de esos raros documentos es Clash, del director egipcio Mohamed Diab, que a diferencia de la brillante The Square (2013), que nos contó desde la no ficción las revoluciones y contrarevoluciones vividas en la Plaza Tahrir, decide tomar el camino de la ficción para hacer un incisivo análisis sobre el conflicto social egipcio durante la Primavera Árabe de una manera bastante peculiar e inteligente.

La cinta nos sitúa cronológicamente cuando ya está en marcha la contrarevolución contra el gobierno de la organización islamita Hermandad Musulmana liderada por Mohamed Morsi, y la acción nos lleva al interior de un camión policial (del cual nunca saldremos) al que poco a poco las fuerzas de seguridad irán subiendo y encerrando prisioneros de los distintos bandos de esta batalla social. Musulmanes radicales y moderados, simpatizantes de un gobierno laico, periodistas, niños y hasta los mismos militares, quedarán encerrados en esta “olla” que, además de hervir por las condiciones climáticas de El Cairo, representará un microuniverso que revela y cuestiona los motivos político-culturales que llevaron a Egipto a una guerra civil.

El otro también soy yo

Clash es un inteligente ejercicio cinematográfico de Mohamed Diab, pues con un buen balance entre lo narrativo y lo formal increpa a su propio pueblo (y al espectador) sobre los orígenes del conflicto, sugiriendo que, aunque muchos factores externos pueden ser combustible de la disputa, es al interior de la comunidad donde realmente se enciende la llama.  Para ejemplificar ello narrativamente, el director no se limita a describir la pugna política y bélica, sino que con lo que se podría catalogar fácilmente como acciones de transición o hasta irrelevantes para sus 97 minutos, se dedica a darle carne y hueso a los prisioneros del camión policial y alcanzar así su cometido principal.

Esto lo logra con su ventajosa puesta en escena en un espacio claustrofóbico, pues manifiesta con elocuencia la condición humana como el denominador común de sus ocupantes: la necesidad de ir al baño, el calor, los sueños, la solidaridad, la familia y hasta el miedo, circunstancias que igualan a los opuestos y que se pasan por alto con ocasión de un conflicto ideológico. Así, los ocupantes de la tanqueta se dan cuenta que ese rival también es un humano y, en el caso particular de la cinta, un egipcio más.

Más allá de su virtud simbólica y del desesperanzador, pero justo final, la cinta también se destaca por que su arriesgada puesta en escena, que evidentemente (y afortunadamente para el resultado) condiciona la percepción del espectador sin que esta opaque la contundencia de su mensaje principal y, por el contrario, lo potencie. Un ejemplo de lo delgada que puede ser esta línea se puede encontrar en nuestra cinematografía colombiana, con el caso de la cinta PVC-1 (2007) de Spiros Stathoulopoulos, quien por realizar un ambicioso plano secuencia de 85 minutos, terminó relegando su intención narrativa y simbólica a un segundo plano, primando la forma sobre el contenido.

Esta lejos de ser una película perfecta, pues cae constantemente en lugares comunes, tiene unas actuaciones débiles y por momentos se torna repetitiva, sin embargo, su prodigiosa fotografía y su contundente mensaje sacan a la película adelante, constituyéndose en uno de los pocos oasis de calidad disponibles en cines.

@cinesfuerzoblog 

Trailer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s