El Principito: Relleno delicioso, envoltura amarga ★★☆☆☆

104bc274-8c59-42b8-8a4c-eb61a67bba37

Terminó el Biff y con él llega la noticia que la película “El Principito” del director norteamericano Mark Osborne (Kung-Fu Panda), fue elegida por el público como su favorita del festival. La cinta, que se estrena hoy 5 de Noviembre, es una “adaptación” cinematográfica de la celebradísima historia “infantil” del francés Antoine de Saint-Exupéry, El Principito.

La cinta nos cuenta la historia de una niña que es víctima de los “buenos deseos” de su madre para que sea “exitosa” en la vida, sin embargo, este régimen casi militar al que se ve expuesta día a día, con rutinas académicas eternas; se verá interrumpida gracias a su vecino, un aviador soñador que empieza a contarle a la niña la historia de El Principito.

the-little-prince-stills-1

Explicando el chiste

En distintas etapas de mi vida he leído y releído El Principito, y siempre me ha regalado una diferente lectura, una diferente interpretación. La gran maravilla del texto de Saint-Exupéry es su carga simbólica y cómo nos cae de bien en cualquier etapa de nuestras vidas; y eso es lo que lamentablemente siento que la adaptación cinematográfica de Mark Osborne ha robado de El Principito.

Esta película debería verse como un 2 x 1, pues de un lado está la cinta que cuenta el relato original, con una bellísima animación Stop Motion, unas lindas enseñanzas, y sobretodo, manteniendo la delicadeza de su simbolismo; pero de otro lado está la película de la niña, esa llena de animación de ojos grandes y obviedad irritante, una película que coharta la libre interpretación que nos obsequió Antoine de Saint-Exupéry.

Desde luego, la historia de la niña también tiene su llamado de atención para esta generación de padres “exitosos” y niños “sobre-estimulados”; pero desafortunadamente, que opaquen ese motto que dice: Lo esencial es invisible para los ojos y lo vuelvan tan explícito, no se perdona. Que lástima! cuántas cosas lindas del texto original, reducidas a la imposición de una interpretación personal.

Se podrá decir que por ser una película de caracter infantil deba ser explicada, pero no! La delicia de este cuento, vuelvo y repito, es darle la interpretación que queramos!

Eso sí, es evidente que para el público infantil funcionará, pero al final, la película tiene la misma gracia de cuando nos explican un chiste.

517975

Recuerden seguirnos en Twitter e Instagram para más críticas y noticias del cine.

 

Trailer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s