“DOS DÍAS, UNA NOCHE” O LA REALIDAD DE LA DIGNIDAD ★★★★★

el

DosDíasUnaNoche

Lo acepto, soy fanático de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, me parecen unos narradores extraordinarios, y en mi concepto, dos de los mejores directores de actores en la actualidad. Por eso, el estreno en Colombia de Dos Días, Una Noche” me emociona mucho, pues será la oportunidad (cada vez escasean más) de ver una excelente película en una pantalla grande nacional.

Desde luego, la opinión de este comentarista de cine no se compara con el gran palmarés que tiene este par sobre sus espaldas: Palma de Oro en Cannes 1999 por su cinta Rosetta, repiten Palma de Oro en Cannes por L’Enfant (El Niño) en 2005. Más adelante, en 2008 ganaron mejor guión, también en Cannes, por Le Silence de Lorna (El Silencio de Lorna) y en 2011 ganaron el Grand Prix de Cannes por su cinta Le gamin au vélo (El Niño de la Bicicleta), que CINEsfuerzo reseñó aquí: http://wp.me/p2oSiL-3B.

Como se darán cuenta, los Dardenne tienen “tremendo” recorrido, y por supuesto, Dos Días, Una Noche” no se queda atrás, pues nos cuenta la cotidiana historia de Sandra, (Marion Cotillard) una joven madre y esposa, que luego de una prolongada ausencia de su trabajo por incapacidad médica; se entera que ha perdido su trabajo. Lo más triste de todo, es que la decisión ha sido tomada por sus propios colegas, ya que el gerente de la empresa les dio a elegir entre mantener en el cargo a Sandra o recibir una bonificación de 1000€. Sin embargo, una luz de esperanza para recuperar su trabajo se vislumbra, luego de que el gerente acceda a volver a realizar la votación. Y es por eso que Sandra, apoyada por su esposo Manu (Fabrizio Rongione), tendrá Dos Días y Una Noche para “desprenderse” de su dignidad y conseguir los votos necesarios de sus compañeros de trabajo, e inclinar así, la balanza a su favor.

two-days-one-night02

LA DESPIADADA REALIDAD

Por esta época del año, llega a Colombia ese molesto momento en que el gobierno anuncia cuál será el reajuste al salario mínimo. Recíprocamente, los “beneficiados” asalariados, nos enfurecemos con esos porcentajes tan bajitos, pues los consideramos totalmente indignos. Sin embargo, al final del día y a pesar de las protestas, esta falta de justicia tiene que ser aceptada por los trabajadores, pues tienen que llevar de comer a sus hogares; pues nadie en la actualidad puede ponerse en el papel de “digno” y renunciar a su puesto, a pesar que el motivo de su indignación sea genuino.

Este desigual juego, es una constante en el mercado laboral actual. Y es por ello que más que el retrato de una mujer europea, esta cinta es un logrado retrato de una Europa empobrecida, sin esperanzas y con una dignidad laboral bieeeen flexible. Y es así, como los Dardenne le preguntan al espectador: ¿Hasta donde estaría dispuesto(a) a negociar su dignidad?

EMPATÍA AL ESTILO DARDENNE

Desde luego, cuestionar al espectador no es para nada fácil, y ese, es uno de los grandes talentos de los directores belgas, quienes mediante su asombrosa capacidad para generar empatía, logran que la audiencia se conmueva y sienta compasión por los personajes de sus historias. Estos brillantes resultados, son gracias a una virtuosidad, que a grandes rasgos me atrevo a resumir en 2 características:

  1. La cercanía, pues aparte de lo reales y cotidianas que son sus historias, los belgas, apoyándose en su pasado como documentalistas, nos sumergen en la narración con simpleza, gracias al uso de planos secuencia de más de 5 minutos y un montaje prácticamente imperceptible; haciendo más fácil para el espectador entrar y simpatizar con la historia.

  1. El trabajo de y con sus actores, pues hay que decirlo duro para que quede claro: El trabajo de Marion Cotillard es ESPECTACULAR!! Desde luego, la francesa ha demostrado que tiene mucha madera, pero cuando se tienen a estos 2 gigantes como directores, el reto es mayor; pues todo el poder de la historia recae en el trabajo de sus actores. Tener una cámara siguiendo las acciones sin cortes por 10 minutos, en los que se tiene que pasar por todo un carrusel de emociones, no lo hace cualquiera. Presten especial atención a la kinésica (lenguaje corporal) de la Cotillard.

 -2

Al principio suena complejo, pero les aseguro que al ver una película de los Dardenne, van a entender de lo que les hablo. En el caso de “Dos Días, Una Noche”, por lo menos, van a salir de la sala cuestionándose ustedes mismos sobre que harían en el lugar de Sandra: ¿Serían capaces de “pedirle cacao” a los que una vez los traicionaron?, ¿Cuánto estarían dispuestos a negociar por comer?…

Yo creo que el  buen cine es el que nos hace amar u odiar a un personaje, y sobre todo el que nos mueve las entrañas y el cerebro. Y “Dos Días, Una Nochees eso, un perfecto ejemplo de cine sensible, que toca y que inspira la compasión.

Por favor, no se pierdan esta joya!

Trailer:

Y si quieren estar al tanto de las novedades del cine, no olviden seguir @CINEsfuerzoBlog en twitter.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s