EL CAMINO A PETECUY ESTÁ EMPEDRADO DE BUENAS INTENCIONES ★★☆☆☆

Petecuy

¡El arte y la cultura salvan vidas! Con esta interesante premisa se estrenó en Colombia Petecuy: La Película, una producción que se puede clasificar dentro de la categoría del Cine Social; un género que aparte de contar un historia, busca poner en evidencia algún conflicto social y, ojalá, crear conciencia y acciones que ayuden a solucionarlo.

El docudrama dirigido por Óscar Hincapié, nos cuenta la historia de un realizador (César Mora) que asombrado por el proceso de reinserción social que acontece en Petecuy, uno de los barrios más problemáticos de Cali, decide realizar un filme en el sector incluyendo a los propios habitantes del barrio y sus historias. Sin embargo, en medio de estas buenas intenciones de paz, lideradas por el sacerdote Edilson Huérfano (quien se interpreta a si mismo); Donal (Cristobal Errázuriz) el mafioso que controla el tráfico de estupefacientes del sector, tratará de impedir que el barrio salga de la espiral delictiva que a sus negocios tanto beneficia. Desde luego, este conflicto no será ajeno a la realización del largometraje y seremos testigos de cómo la realidad empieza a alterar el curso de la producción, y el límite entre la realidad y la ficción sea casi imperceptible.

pete-slide-04-940x560

LA RESPONSABILIDAD DE HACER CINE SOCIAL

Petecuy: La Película, no es un proyecto aislado, pues es uno de los frutos de un proceso de desarme y desmovilización del barrio homónimo. Y tal como lo cuenta la cinta, este proceso de reintegración social llamó la atención del director Óscar Hincapié, quien se la jugó por hacer junto a la Fundación Pandebonium talleres de expresión oral, teatro, música y danza; talleres que desembocaron en un filme que le quitó víctimas a la violencia y le trajo vidas al arte. Es decir, lo que hizo Hincapié con este filme, fue recrear su experiencia en Petecuy, mezclándole ficción y realidad de una forma en que el espectador no logrará distinguir el límite entre la verdad y la imaginación.

Sin embargo, al igual que con el proyecto social del que hace parte Petecuy: La Película, la cinta está llena de buenas intenciones, pero como producto cinematográfico, termina por ser un malogrado filme, en el que todo resulta tan confuso que se podría sentir que no se ha contado nada.

Obviamente, negar el beneficio social que la cinta está haciendo en el barrio es imposible, pero ¿Cuál es la responsabilidad del director de cine, para con la comunidad que está representando? En lo personal, creo que el esfuerzo de estos actores naturales debió haber sido premiado con una mejor realización, una mejor dirección de actores, aprovechando los actores profesionales invitados (Mora, Errázuriz, Buenaventura), y sobretodo, una narración coherente. El sacrificio de cambiar el dinero fácil por el arte, es muy grande, y se les ha debido pagar con algo que no quedará como una simple anécdota. Lástima haber perdido la oportunidad de no sólo de cambiar los hábitos de la comunidad retratada, sino los de las otras comunidades que la cinta alcance.

pete-slide-02-940x560

En conclusión, Petecuy: La Película, es una anécdota más de un loable proyecto social, pues a nivel cinematográfico el resultado es muy pobre y no genera el impacto social que podría tener. Desafortunadamente, la cinta termina siendo un salpicón de lindos colores, pero de agrio sabor.

Para más noticias del cine, no olviden seguir: @CINEsfuerzoBlog en twitter!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s